Milagros Eucarísticos: Betania - Ettiswil - Aviñón

El 8 de diciembre de 1991 el padre Otty Ossa Aristizábal estaba celebrando la misa en el Santuario de Betania, en Cúa, Venezuela, y durante la consagración vio que la Hostia sangraba. Hoy en día, la sangre parece todavía fresca.
El 23 de mayo de 1447, en Ettiswil, Suiza, Anna Vögtli robó de la parroquia una píxide que contenía la Hostia Magna. Conforme caminaba, la Hostia se le iba haciendo más pesada, por lo que la tiró entre las ortigas. Cuando la encontraron, estaba dividida en 6 pedazos, unidos entre sí, semejando una flor.
El 30 de noviembre de 1433 hubo una inundación en Aviñón, Francia. Estaba expuesto el Santísimo en la capilla de “Los Penitentes grises”, y cuando entraron en barca para recuperarlo, descubrieron que las aguas se habían separado, de modo que el altar y la custodia estaban totalmente secos.

 

 

 

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter