La sabiduría de siempre con el cuento: ¡Madre de Misericordia, sálvame!

¿Sabes que tienes una Madre en el Cielo a la que siempre puedes acudir y que está siempre cuidándote? Ella es refugio de los pecadores, consuelo de los afligidos, y nos ayuda a ponernos de nuevo en el buen camino cuando comenzamos a dar tumbos sin rumbo fijo. ¡No tengas miedo de abandonarte en los brazos de María, Ella no permitirá que te ocurra nada malo!

 

 

 

Video on Demand

StaJuana

Fernando

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter