Oración por las vocaciones en el día de San José

  • Published in Orando

El día 19 de marzo, Solemnidad de San José, la Iglesia católica celebra el Día del Seminario. En esta jornada, ofrezcamos nuestra oración por las vocaciones sacerdotales, para que el Señor nos dé sacerdotes enamorados del Evangelio, que sepan hacerse prójimos de los hermanos y se conviertan en signo vivo del amor misericordioso de Dios.


Las oraciones que realizaremos se han redactado utilizando como fuente las homilías del Papa emérito Benedicto XVI con ocasión de las Jornadas Mundiales de Oración por las Vocaciones de los años 2007-2011.

Ritual para la Oración por las Vocaciones al Sacerdocio


Lector: Padre Santísimo, te pedimos por todos los jóvenes que han sentido tu llamada al sacerdocio, para que realicen un prudente discernimiento, con adhesión generosa y dócil al designio divino, profundizando seriamente en la vocación sacerdotal, para corresponder a ella de manera responsable y convencida, siendo conscientes de que tu bondad estará siempre con ellos.

Todos: Para que crean en ti, Señor, y acepten tu don, fiándose con agradecimiento para adherirse a tu proyecto salvífico. Que la certeza de tu amor sea para ellos motivo de constante consuelo e inquebrantable esperanza.

Lector: Para que tu encargo de perpetuar el misterio salvífico de la celebración eucarística los sostenga en su respuesta, y se desarrolle en una dimensión de confianza y gratitud que despeje todos sus temores, incluso cuando aparece la experiencia de la propia flaqueza, o se hace más difícil el camino por la incomprensión o la persecución.

Todos: Que el convencimiento de estar salvados por el amor divino, no deje de suscitar en ellos un confiado abandono en Cristo, que ofreció su vida por nosotros.

Lector: Por los jóvenes que serán partícipes de la misma misión de Cristo, llamados a proclamar la Palabra de Dios y administrar los sacramentos, para que sean fieles servidores de la Iglesia y dóciles a la acción del Espíritu Santo.

Todos: Y tomen conciencia de que, a través de su condición de sacerdotes, Jesús se hace presente entre los hombres.

Lector: Que a cuantos han sido elegidos para esta misión tan alta, les acompañe la comunión orante de todos los fieles.

Todos: Y que las parroquias, las comunidades, los catequistas y las familias cristianas les alienten y sostengan para que sepan cultivar la amistad divina con amor eucarístico.

Lector: Para que estos jóvenes sepan que, ordenándose, «habrán hecho bien, porque los hombres, también en la época de dominio tecnológico del mundo y de la globalización, seguirán teniendo necesidad de Dios, del Dios manifestado en Jesucristo, que nos reúne en la Iglesia universal» (Juan Pablo II, Carta a los Seminaristas, 18 octubre 2010).

Todos: Y que no se desanimen ante las incertidumbres y las dudas, confiando en Dios y siguiendo fielmente a Jesús.

Lector: Señor, te imploramos que suscites entre los jóvenes la inquietud de llevar por el mundo tu ternura, para que se desborde en los corazones en favor de los hombres.

Todos: Y te respondan con generosidad, con el alma llena de admiración y gratitud por este don tan inefable.

Lector: Que el Espíritu Santo siga suscitando en su Iglesia siempre «donaciones radicales y totales, impulsos nuevos y valientes» (Encl. Redemptoris missio, 66).

Todos: Con el deseo incontenible de divulgar la Buena Noticia entre los hermanos, que les transforme en misioneros que llevan el primer anuncio del amor redentor de Cristo y promuevan un encuentro personal con el Dador de la gracia.

Lector: Que la responsabilidad de su respuesta a la llamada al sacerdocio de manera libre y voluntaria, les haga conscientes del sentido de pertenencia a la Iglesia.

Todos: Y estén dispuestos a renovar cada día a Dios su "sí", su "heme aquí", sin reservas.

Lector: En esta Jornada de oración por las vocaciones, roguemos al Dueño de la mies para que siga suscitando numerosos y santos presbíteros, totalmente consagrados al servicio del pueblo cristiano.

Todos: Y dando testimonio del don total de sí mismos por el reino de los cielos, sean testigos de la alegría que brota de servir a Cristo, invitando a los cristianos a responder a la llamada universal a la santidad.

Lector: Madre de las vocaciones, tú que al pie de la cruz te uniste al sacrificio de tu Hijo y,
después de la resurrección, en el Cenáculo, recibiste con los Apóstoles el don del Espíritu, ayúdales a dejarse transformar interiormente por la gracia de Dios.

Todos: Te encomendamos en este día a quienes han descubierto la llamada de Dios para encaminarse por la senda del sacerdocio ministerial en la escuela de Jesucristo.

Visualización de un breve clip (3,40 min.) sobre “El Sacerdocio”:


Oración Final

 Lector: Jesús, que sientes compasión al ver la multitud que está como ovejas sin pastor, suscita en nuestra Iglesia una nueva primavera de vocaciones.  Te pedimos que envíes sacerdotes según tu corazón que nos alimenten con el Pan de tu Palabra, y en la mesa de tu Cuerpo y de tu Sangre.

 
Buen Pastor, fortalece a los que elegiste y ayúdalos a crecer en el amor y la santidad para que respondan plenamente a tu llamada. Amén.

-Clara Martínez, LHM

pdfOración por las vocaciones en el día de San José

Tagged under: Sacerdocio

Directo al grano

Video on Demand

StaJuana

Fernando

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter