Regina Coeli Reina del Cielo, ¡alégrate!

  • Published in Orando

Introducción:

La Fundación EUK Mamie-HM Televisión ha unido, en este pequeño ritual, la oración pascual del Regina Coeli con la meditación audiovisual de un Himno de la Liturgia de las Horas en el que la Iglesia canta con gozo el comienzo de nuestra Redención en el sí de nuestra Madre la Virgen María.

Regina Coeli (o Regina Cæli) es el nombre de una oración mariana y cristológica de la Iglesia católica en honor de la Virgen. Es una composición litúrgica a manera de felicitación a María por la resurrección de su Hijo Jesucristo. Benedicto XIV estableció, en 1742, que durante el tiempo Pascual (desde la Resurrección del Señor hasta el día de Pentecostés) se sustituyera el rezo del Ángelus por la antífona "Regina Coeli", que en español quiere decir “Reina del Cielo”.

 

Reina del Cielo: ¡Alégrate!:

En español rezamos así el “Reina del Cielo”:
V/. Reina del cielo alégrate.
R/. Aleluya.
V/. Porque el Señor a quien mereciste llevar en tu seno.
R/. Aleluya.
V/. Resucitó como había anunciado.
R/. Aleluya.
V/. Ruega por nosotros a Dios.
R/. Aleluya.
V/. Gózate y alégrate Virgen María aleluya.
R/. Porque resucitó verdaderamente el Señor aleluya.

Oración:
Oh Dios que te dignaste alegrar al mundo con la Resurrección de tu Hijo Nuestro Señor Jesucristo. Concédenos te rogamos, que por intercesión de la Virgen María, su Madre, alcancemos los gozos de la vida eterna. Por el mismo Jesucristo, nuestro Señor. Amén

En latín rezamos así el “Reina del Cielo”:
V/. Regina cæli, lætare; alleluia.
R/. Quia quem meruisti portare; alleluia.
V/. Resurrexit sicut dixit; alleluia.
R/. Ora pro nobis Deum; alleluia.
V/. Gaude et lætare, Virgo Maria; alleluia.
R/. Quia surrexit Dominus vere; alleluia.

Oremus:
Deus, qui per resurrectionem Filii tui Domini nostri Iesu Christi mundum lætificare dignatus es, præsta, quæsumus, ut per eius Genetricem Virginem Mariam perpetuæ capiamus gaudia vitæ. Per eundem Christum Dominum nostrum. Amen.


Meditación audiovisual con el Himno de la Liturgia de las Horas que lleva por nombre “La pena que la tierra soportaba”:



La pena que la tierra soportaba,

a causa del pecado, se ha trocado

en
el canto que brota jubiloso,


en labios de María pronunciado.



El sí de las promesas ha llegado,

la alianza se cumple, poderosa,


el Verbo eterno baja de los cielos,


con nuestra débil carne se desposa.



¡Oh misterio que solo la fe alcanza!,


María es nuevo templo de la gloria,

rocío matinal, nube que pasa,


luz nueva en su presencia misteriosa.



A Dios sea la gloria eternamente,

y al Hijo suyo amado, Jesucristo,

el que quiso nacer para nosotros

paradarnos su Espíritu divino.



Amén.


Terminamos nuestra oración diciendo:

V/: Verdaderamente ha resucitado el Señor
R/: Aleluya, aleluya.


 

-Hna. Beatriz Liaño, SHM

 Regina Coeli Reina del Cielo, ¡alégrate!pdf

Directo al grano

Video on Demand

StaJuana

Fernando

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter