Oración para obtener la sanación, del P. Gabriel Amorth

  • Published in Orando

Introducción:

El P. Gabriel Amorth fue exorcista de la Diócesis de Roma durante largos años. A través de su fecundo ministerio, pudo palpar el daño que hacen a nuestras almas todas esas heridas interiores producidas por el pecado, por el nuestro personal o por el pecado con el que otros nos han herido. De manera especial comprobó el daño que nos hacemos a nosotros mismos cuando no perdonamos. Por eso compuso esta «Oración a Nuestro Señor para obtener la sanación interior», que hoy les ofrece la Fundación EUK Mamie.

 

Antes de comenzar esta oración, les aconsejamos escuchar las palabras de Jesús a Santa Faustina Kowalska en el clip «Dímelo todo». En el número 1487 del Diario de la Divina Misericordia leemos: Dímelo todo, dímelo todo, sé sincera al tratar conmigo, descubre todas las heridas de tu corazón; yo las curaré, y tu sufrimiento se convertirá en la fuente de tu santificación.

 

Oración a Nuestro Señor para obtener la sanación interior
(del P. Gabriele Amorth)

Comenzamos viendo el clip «Dímelo todo» para escuchar las palabras de Jesús a Santa Faustina Kowalska. Así, confiados en la Divina Misericordia, encontraremos fuerza para realizar este camino de sanación  interior:

 Oración a Nuestro Señor para obtener la sanación interior

 

Señor Jesús,
Tú has venido a sanar los corazones heridos y atribulados,
te ruego que cures los traumas
que provocan turbaciones en mi corazón;
te ruego, en especial, que cures aquellos que son causa de pecado.
Te pido que entres en mi vida,
que me cures de los traumas psíquicos que me han afectado en mi tierna edad
y de las heridas que han provocado a lo largo de roda mi vida.

 

Señor Jesús,
Tú conoces mis problemas,
los pongo todos en tu Corazón de Buen Pastor.
Te ruego, en virtud de aquella gran llaga abierta en tu Corazón,
que cures las pequeñas heridas que hay en el mío.
Sana las heridas de mis recuerdos a fin de que nada de cuanto me ha acaecido
me haga permanecer en el dolor, en la angustia, en la preocupación.

 

Señor, sana todas las heridas que, en mi vida, han sido causa o raíz de pecado.
Quiero perdonar a codos los que me han ofendido,
mira estas heridas internas que me impiden perdonar.
Tú, que has venido a sanar los corazones afligidos, sana el mío.
Concédeme la sanación de los dolores que me oprimen
al recordar la muerte de las personas queridas.
Haz que pueda recobrar la paz y la alegría
en la certeza de que eres la Resurrección y la Vida.
Haz de mí un testigo auténtico de tu Resurrección,
de tu victoria sobre el pecado y la muerte,
y de tu presencia viva en medio de nosotros.

P. Gabriel Amorth

-Hna. Beatriz Liaño, SHM

Oración para obtener la sanación del P. Gabriel Amorthpdf

Directo al grano

Video on Demand

StaJuana

Fernando

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter