Banner Hacia lo alto

Los santos nos invitan a elevar la mirada «Hacia lo alto», hacia el Cielo, hacia Dios. Nos invitan a no quedarnos en lo que el mundo nos ofrece, sino a poner nuestro corazón en los bienes eternos y verdaderos. La subida a esta cima puede costarnos esfuerzo, pero merece la pena. Los Siervos y Siervas del Hogar de la Madre nos presentan en este programa las vidas de aquellos que ya han alcanzado la meta y que nos invitan a mirar «Hacia lo alto».

 

Último vídeo

En este programa de «Hacia lo Alto», el P. Luke DeMasi —Siervo del Hogar de la Madre— nos habla de la presencia de Dios en la Eucaristía a través de un episodio de la vida de san Antonio de Padua. En cierta ocasión, un judío instó a san Antonio a aceptar la siguiente prueba: si realmente estaba Dios en la Eucaristía, un burro tendría que dirigirse al Santísimo Sacramento, pero si no, el burro, que estaría tres días sin comer, se dirigiría al cubo con grano de pienso, dejándose llevar por los instintos y no reconociendo la presencia de Dios en la Eucaristía.
Si el burro reconociera a Dios en la Eucaristía, el mismo judío creería.
Descubre en este programa el desenlace final y cómo Dios y hombre verdadero, nuestro salvador, quiere estar dentro de nosotros para darnos vida eterna.

Recientes

San Juan Pablo II y la Eucaristía

El papa san Juan Pablo II transmitió la fe de la Iglesia a través de sus palabras, sus gestos y de toda su vida, con toda claridad y coherencia hasta el último momento. En este «Hacia lo alto», la Hna. Rachel Newton —Sierva del Hogar de la Madre—cuenta una anécdota del último Corpus Christi que san Juan Pablo II vivió en esta tierra. Su salud estaba ya muy quebrantada, pero la necesidad de arrodillarse ante Jesús en la Eucaristía le llevó a insistir: «¡Quiero arrodillarme!». Finalmente, su amor y su fe en la presencia real de Cristo en la Eucaristía prevalecieron en contra del consejo de los que le rodeaban.

El Venerable Fulton Sheen y la Eucaristía

En este «Hacia lo alto», el P. Luke DeMasi —Siervo del Hogar de la Madre— nos presenta al Venerable Fulton Sheen, un obispo conocido por sus intervenciones en la televisión de los Estados Unidos, en programas que convertía en records de audiencia. ¿De dónde brotaba la fuerza de este gran misionero del siglo XX, verdadero pionero católico en los medios de comunicación? Al ser ordenado sacerdote, hizo dos propósitos que le sostuvieron e impulsaron a lo largo de toda su vida: celebrar la Santa Misa todos los sábados en memoria de la Santísima Virgen y hacer una Hora Santa todos los días delante del Santísimo.

San Manuel González y la Eucaristía

Resuenan en este programa de «Hacia lo alto» las palabras de San Manuel González, conocido como el «Obispo de los Sagrarios abandonados»: «¡Ahí está Jesús! ¡Ahí está Jesús!». La Hna. Emma Haynes —Sierva del Hogar de la Madre— nos presenta a este santo obispo español que gastó su vida en defender al gran Abandonado, a Jesús en el Sagrario. ¿Defenderlo de qué? Defenderlo del abandono y de la ingratitud. ¿Cómo? Con nuestro amor, con nuestra fe y con nuestra gratitud. Defenderlo acompañándolo.

Las piedras escondidas y la Eucaristía

La persecución nunca ha faltado en la Iglesia. En este programa de «Hacia lo alto», el P. Luke DeMasi —Siervo del Hogar de la Madre— describe cómo vivieron y mantuvieron su fe los católicos de Irlanda en los siglos XVI y XVII. Arriesgando sus vidas, los sacerdotes celebraban la Eucaristía sobre piedras, en lugares escondidos y apartados. Los fieles se reunían en torno a esas piedras escondidas, valorando la Eucaristía por encima de sus propias vidas. Tan grandes eran su fe y su amor por la Eucaristía que, algunos jóvenes, iban vestidos como si fueran sacerdotes. De esta forma, si eran descubiertos, podían confundir a los perseguidores y salvar la vida de los verdaderos sacerdotes. Pidamos a estos mártires desconocidos que intercedan por nosotros, para que sepamos valorar y defender la Eucaristía.

San Pablo de la Cruz y la Eucaristía

En este «Hacia lo alto», el P. René Zambrana —Siervo del Hogar de la Madre— nos presenta a un enamorado de la Eucaristía: S. Pablo de la Cruz, fundador de los Pasionistas. El P. René relata algunos detalles que muestras el amor de San Pablo de la Cruz por el Señor. Y viendo esas delicadezas, se pregunta: ¿Cómo serían su anhelo y deseo de recibir a Jesús en la Eucaristía? ¿Cómo se prepararía para la Santa Misa?

Santa María Goretti y la Eucaristía

En el primer programa de «Hacia lo alto», el P. René Zambrana —Siervo del Hogar de la Madre— nos presenta las figuras de Santa María Goretti, mártir de la pureza, y Alessandro Serenelli, su asesino. María Goretti es ejemplo de cómo la Eucaristía hace limpia y pura el alma. Por el contrario, la impureza fue lo que llevó a Alessandro Serenelli a cometer un pecado tan grande como el intento de violación y homicidio de María. Pero la niña mártir, que murió perdonando y deseando que su asesino llegara a estar junto a ella en el Paraíso, intercedió para que la gracia de Dios iluminara y purificara a Alessandro Serenelli.

¿Cómo puedo ayudar?

Gracias a la generosidad de nuestros bienhechores, hemos podido seguir hasta ahora. Pero las exigencias van siempre en aumento y con frecuencia surgen gastos imprevistos, como reparaciones, adquisición de nuevas máquinas, etc.
Más información aquí.

Colaboramos con:

proclericis          ewtn
CultuDivino           ain

Newsletter